Licey supera las Aguilas por segundo día corrido

outhometlac

El importado Mitch Atkins siete sólidas entradas y silenció a los bates de las Aguilas Cibaeñas, para llevar a los Tigres del Licey a una victoria 4-1 anoche en el estadio Cibao, en la continuación del torneo de béisbol profesional por la Copa Banco BHD León.

Los felinos se afianzaron en la primera posición del campeonato con 26 victorias y 15 derrotas, mientras los aguiluchos se hundieron más en el sótano con 15-26.

Las Aguilas dejaron su marca en 10-11 cuando juegan en la casa y 5-15 en la ruta, en tanto que los rayados se pusieron con 13-8 fuera del hogar y 13-7 en el estadio quisqueya Juan Marichal.

La serie particular favorece a los Tigres 6-3 cuando solo resta un partido entre ambos.

La victoria fue para Mitch Atkins (2-0), con derrota para Ángel Castro (3-1) y juego salvado para Jairo Asencio (12).
Ángel Castro comenzó lanzando por los aguiluchos, luego tiraron Wandy peralta (7), Nefi Ogando (8), Juan Grullón (9).

El derecho importado Mitch Atkins inició lanzado por los visitantes, después desfilaron, José Domínguez (8) y Jairo Asencio (9).

La ofensiva amarilla fue encabezada por Jonathan Villar, con un doblete, Juan Carlos Pérez, Héctor Luna, Francisco Peña, Wilín Rosario y Ángel Franco, un imparable.

Los bates azules tuvieron sus mejores en Logan Moore con cuadrangular, Andrew Aplin, dos incogibles, Rymer Liriano , Sean Halton y Marco Hernández, un tubey; Jason Rogers y Mel Rojas un indiscutible.

Las Aguilas tomaron ventaja con una en el Segundo por doble de Jonathan Villar y sencillo remolcador de Francisco Peña.

Los visitantes igualaron en el tercero con cuadrangular por el bosque derecho del importado Logan More.

Los azules se pusieron al frente en el quinto capítulo por dobles de Rymer Liriano y Marco Hernández.

La tercera de los muchachos de Lino Rivera se produjo en el sexto por pelotazo a Sean Halton, quien robó segunda y anotó por imparable de Mel Rojas.

Las Aguilas vuelven a jugar esta noche en el estadio Cibao cuando reciben a los Gigantes de San Francisco de Macorís.